Poesías

Poesías enviadas por nuestros hermanos y devotos  dedicadas a nuestros sagrados titulares. Si tienes alguna o te sientes inspirado, no dudes en mandárnosla a secretaria@dulcenombre.net para incluirla en nuestro archivo.

A LA DULCE NIÑA DE MIS OJOS

Mi corazón tiene dueño,
sereno se encuentra en la mar,
pues es tu manto malagueño,
una cuna de amor y sal.

En su gran mirada, tristeza,
en las manos, fuente de dolor,
pero muestra entereza,
y reluce como una flor.

Capuchinos y su tesoro,
a sus pies mujeres y hombres,
Ella es mucho más que el oro,
¡valioso su Dulce Nombre!

Capuchinos y su madre,
la buena y dulce amapola,
reside en un barrio amable,
malagueña boquerona.

Capuchinos y su reina,
gran devoción granciscana,
lo que es la belleza enseña,
pura elegancia mariana.

Junto a ti es como soy feliz,
Madre, quédate conmigo,
qué alegre gritaré en abril,
¡Señora de Capuchinos!

Claudia Anaya Villalta


A NUESTRA MADRE DEL DULCE NOMBRE

El Sol baña con su luz la hermosa Málaga marinera,
y un perfume a incienso recorre cada uno de sus rincones
avisándolos de que es Domingo de Ramos,
y que los va ha visitar la Señora del Dulce Nombre.
Las calles se engalanan,
y la multitud cae prendida
por el amor que su mirada irradia.
Y así pasea por su pueblo con dulzura,
cumpliendo promesas del enfermo
y también al pobre ayuda,
pues a su paso la ilusión y la esperanza
baña cada calle de Málaga.
¡ Viva Nuestra Madre y Señora del Dulce Nombre !
y viva la ilusión y devoción
con la que su pueblo la acompaña.

Manuel Farfán


A NUESTRO PADRE JESÚS DE LA SOLEDAD

Sones de marchas solemnes,
perfume a incienso suave
mezclado con la brisa marinera,
atentos todos pueblo de Málaga,
pues Nuestro Padre Jesús de la Soledad
en vuestros corazones se ampara.
Mirada dulce y llorosa,
angustiado por cada necesitado
que su vista alza,
para orarle a su padre
una humilde plegaria.
¡ Viva Nuestro Padre Jesús de la Soledad !
¡ Viva su pueblo que a su vera anda!

Manuel Farfán


NOCHE DE DOMINGO DE RAMOS

Cirios encendidos bajo tu mirada,
eleva a la noche tu dulce nombre
sobre el manto de estrellas
que tu hijo te regala,
como ofrenda a una buena madre
que ilusiona a toda Málaga.
Noche de Domingo de Ramos,
antes de que acabes
recoge gloriosa a tu Madre,
tras bendecir a Málaga
por cada una de sus calles.

Manuel Farfán


A UN CAPATAZ CON ARTE

Arte y devoción impregnan Málaga
en la tarde de Lunes Santo,
acompañando con fervor
a tu moreno gitano.
El sol se marcha regalándote un manto de estrellas,
para llevar a su casa
a Nuestro Padre de raza Gitana.
Las puertas del Templo se abren
y antes de su entrada,
este Padre gitano a tu corazón le habla:
mi querido cirineo,
que con tu arte en sangre y cariño
cada Lunes Santo me acompañas
y mi angustia calmas,
te pido como buen hijo,
que a mi Madre del Dulce Nombre
guíes con templanza,
pues se que eres humilde
y la guiaras con dulzura,
y a sus cirineos con tu arte y como padre
los cuidaras en su andadura.
Mi madre nunca olvidara
quien sus pasos guía bajo su mirada,
y desde el Cielo cuidare de tu madre,
como tu de la mía guardas.
¡ Ponte túnica y faraona mi cirineo ¡
que mi Madre te nombra,
para que Málaga le muestres
con arte y gloria.

Manuel Farfán


A MI CIRINEA DEL DULCE NOMBRE

Cae la noche bajo tu manto,
entre sones y alabanzas a tu paso
llevado por una cirinea
que con devoción te muestra a tu pueblo.
No importa el dolor ni el cansancio,
pues ya su corazón esta roto en llanto,
y con una gran promesa
sobre su hombro vas descansando.
Madre del Dulce Nombre
que la cubres con su manto,
haz que su corazón se alegre
cada vez que da un paso,
que su ilusión regrese
al escuchar de tu pueblo sus aplausos,
y que su padre vea desde el Cielo
como su hija porta su Palio,
pues ella sabe Madre mía que él esta contigo,
y desde el Cielo aplaude como mece a la Señora su hija,
con orgullo y aplausos.

Manuel Farfán


MI DESPERTAR

Olor a azahar con leve aroma a incienso
el Sol de la mañana acompaña,
Sevilla me despierta
para ir con mis hermanos de Málaga.
Con ilusión y orgullo
cada Domingo de Ramos mi corazón late,
al ver a mis hermanos portadores
y a Nuestra Señora del Dulce Nombre,
que deseosa espera a sus hijos
para que sienta la devoción de su pueblo a marcha de sones.
¡Viva Málaga !
¡ Viva Nuestra Madre del Dulce Nombre y cada uno de sus fieles portadores!

Manuel Farfán


EL SUEÑO DE MI NIÑA

Sus ojos cada noche se cierran
para soñar una esperanza,
el acompañar a la Madre del Dulce Nombre
por las calles de su añorada Málaga.
Su corta edad y pureza
hacen que rápido su corazón lata,
y cada latido suyo
a Nuestra Señora le llama ,
para decirle que llame a su abuelo
que en el Cielo descansa,
para que vea con orgullo como su nieta
a su virgen y a sus padres acompaña.

Manuel Farfán

Málaga

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies